Envíos en aprox. 48h desde la salida del almacén

Devolución gratuita en nuestras tiendas

JUGUETES POR LA INTEGRACIÓN Y EL DESARROLLO
Desde Juguettos, trabajamos a favor de la integración y la igualdad de personas con diversidad funcional a través del juego y el aprendizaje.
¿Qué es integrar?
Integrar es incluir, es no diferenciar.
Es hacer ver a todos que existen personas que, aunque tengan diferencias, son iguales.
Uno de los principales retos es la integración de las personas que tienen alguna diversidad funcional, y cumplir uno de los grandes anhelos de los padres de estos niños, la normalización.
El juguete integrador tiene en cuenta estas diferencias y adecua sus características para conseguir una jugabilidad correcta para cada circunstancia.
¿Cómo lo indicamos?
Para poder indicar la accesibilidad en nuestros juguetes solicitamos a AIJU, Instituto Tecnológico de producto infantil y ocio (https://www.aiju.info) un estudio sobre nuestros juguetes e indicamos en nuestros productos de marca propia, catálogo y web los siguientes iconos cuando cumplen altos niveles de accesibilidad.
Recuerda, es para todos:
Juguettos es para todos, sin excepción:
Niños, niñas, grandes, pequeños, altos, bajos, zurdos, diestros.
Somos expertos en niños, y niños son todos.
Divertirles, enseñarles, conectarles, emocionarles... es lo que mejor se nos da, y lo que más nos gusta es aportarles algo especial a sus vidas.
ICONOS QUE UTILIZAMOS:
  • Hay 60.400 niños de 0-6 años con algún tipo de diversidad funcional en España.
  • AIJU nos ha ayudado a realizar un estudio y selección de juguetes de nuestra marca juguettos que son aptos para las diferentes diversidades funcionales o que podrían adaptarse para serlo.
  • Podremos ayudarte y aconsejarte siempre que lo necesites.Contacta con nosotros en integrador@juguettos.es o en cualquiera de nuestras tiendas juguettos.
Estaremos encantados de atenderte

Diversidad funcional auditiva:

Requisitos específicos de los juguetes/juegos: los niños/as con diversidad funcional auditiva pueden acceder a un gran número de juguetes y tienen menos necesidad de ayudas externas o adaptaciones que los niños/as con diversidad funcional visual o motora.

Pueden encontrar dificultades en juegos y juguetes que producen efectos sonoros. En este caso, y para todos los niveles de diversidad funcional auditiva: los efectos sonoros deben ir acompañados de otro tipo de estímulos (luces, imágenes, movimientos, vibraciones, etc.).
Los mensajes orales deben ir acompañados de una transcripción o versión escrita.
En los juegos de reglas, las explicaciones gráficas o escritas deben ser muy fáciles de comprender.
Debe tener un mecanismo de control del volumen que permita adecuarlo al nivel auditivo residual del usuario o disponer de una entrada opcional para auriculares.

Diversidad funcional visual:

La falta de visión causa una falta de motivación en los niños/as a utilizar los objetos, así como una cierta pasividad. Progenitores y cuidadores deben motivarlos hacia el juego invitándolos a explorar y manipular los juguetes/juegos, explicarles dónde están, cómo son, y cómo usarlos.

Para niveles moderados de diversidad funcional visual, es recomendable que el juguete/juego tenga: efectos sensoriales (sonidos, vibraciones, movimientos, olores, texturas, etc.) que motiven y guíen a los niños/as a entender la finalidad del juego con dicho juguete. Estos efectos sensoriales deben ser realistas y reconocibles mediante el tacto o el oído en caso de ceguera o de una diversidad funcional visual severa.

Para niños/as con visión reducida, el juguete/juego debe tener: colores vivos y/o muy contrastados. Los elementos necesarios para su activación (botones, palancas, etc.) Deben ser de colores bien diferenciados del color del soporte o de los fondos. El juguete/juego debe tener distintas texturas, relieves, luces y materiales diferentes que sean apropiados para entender el objetivo del juego/ juguete:

  • Ejemplo 1: Muñeca para vestir y desvestir. Las prendas con diversas texturas ayudan al niño/a a identificarlas y colocarlas de la forma correcta.
  • Ejemplo 2: Muñeco de tela. Las diferentes texturas le ayudarán a identificar las partes del cuerpo o de la cara. El juguete/juego debe tener una estructura suficientemente compacta y una base suficientemente grande para asegurar su estabilidad.

Para niños/as con ceguera o con diversidad funcional visual severa, el juguete/juego debe tener: una forma realista y reconocible, sus componentes (manillas, botones, interruptores, conectores, piezas, imágenes, etc.), deben ser fácilmente identificables mediante el tacto. Los elementos del juguete/juego o sus accesorios (bloques, piezas de ropa, etc.) deben poder colocarse en un compartimento previsto a tal efecto, y ser lo suficientemente grandes como para que no puedan salir del alcance del entorno inmediato, abarcable por los brazos del niño/a.

Para los niños/as que sufren daltonismo, el rojo y el verde no deben ser usados juntos en juegos

Diversidad funcional motora:

La manera en la que juegan los niños/as con diversidad funcional motora depende sobretodo de sus habilidades motoras y de su capacidad de desplazamiento, así como del tipo de recursos a los que tienen acceso.

En general, la mayoría de las veces tienen dificultades para manipular los juegos y juguetes. Por este motivo se seleccionarán aquellos que los niños/as puedan controlar por sí solos. Para los niños/as con una discapacidad motora de leve a moderada: El juguete/juego debe ser fácil de manipular. Las partes importantes del juguete (manillas, botones, interruptores, conectores, piezas) deben ser fáciles de presionar, encajar, agarrar, activar, etc. Las dimensiones y el peso de los diferentes elementos del juguete/juego deben permitir que los niños/as puedan manipularlos de forma fácil. Además, deben ser acolchados o suficientemente ligeros para evitar impactos dolorosos.

Las diversidades funcionales más severas requieren diseños con formas que permitan múltiples áreas para su agarre, de forma que el niño/a pueda sostener el juguete/juego en muy distintas posiciones. Sus componentes deben ser fáciles de ensamblar, con elementos sencillos de conexión como utilizando el velcro o los imanes. El juguete/juego debe tener una estructura compacta y una base grande que asegure su estabilidad. Las dimensiones del juguete deben permitir el acceso para niños/as con silla de ruedas u ofrecer la posibilidad de ser desmontados en módulos para que se pueda jugar con ellos sobre una superficie. Las partes o piezas del juguete no deben tener un tamaño inferior a 2 cm de anchura, longitud y/o profundidad. Para un niño/a con diversidad funcional motora ser capaz de activar un juguete apretando un botón no es una acción aislada sino el primer paso para acceder a otros dispositivos como pueden ser un ordenador, una tablet, un dispositivo de comunicación, un mando a distancia, etc. Este es el motivo por el que es altamente recomendable proponer juguetes/juegos que dispongan de amplios botones que los propios niños/as puedan presionar o bien que permitan incorporar un interruptor externo.

Diversidad funcional intelectual:

La diversidad funcional intelectual es una alteración en el desarrollo infantil caracterizada por limitaciones significativas tanto en el funcionamiento intelectual como en las conductas adaptativas.
Las personas con diversidad funcional intelectual tienen algunas limitaciones para funcionar en su vida diaria. Les cuesta más aprender habilidades sociales e intelectuales para actuar en diferentes situaciones. Por eso es muy importante estimularles las habilidades cognitivas o intelectuales como la atención, la memoria, y el refuerzo de hábitos de autonomía personal.
Podrán jugar con muchos tipos de juguetes porque son niños que no tienen problemas físicos para la usabilidad, sino diversidad en su capacidad intelectual, son más lentos en captar mensajes y en algunos caso no podrán entender reglas complejas de juego o instrucciones.

Para este tipo de niños y niñas son especialmente interesantes juego y juguetes que:
Sirvan para la estimulación cognitiva (juguetes que requieren atención, memoria, reconocimiento de formas, colores, asociaciones sonidos y vocabulario, causa-efecto, puzzles sencillos, relacionar números y objetos, secuencias, etc).
Les permitan entrenar habilidades motoras de forma sencilla y divertida (manipulativos sencillos para asociar o discriminar, encajes, piezas de construcción, abalorios, etc. sin instrucciones complejas).
Les ayuden a conocer la realidad y les ayuden a crear hábitos de autonomía personal ( muñecos, accesorios realistas, animales, comida, imitación entrono, etc.)